Escuelas de Fútbol Base y Escuelas de Fútbol Especializadas

QUÉ ES UNA ESCUELA DE FÚTBOL Y QUÉ APORTA A LA FORMACIÓN DE FUTBOLISTAS

1. BASES PARA EL PROYECTO DE UNA ESCUELA DE FÚTBOL

1.1. CONSIDERACIONES PREVIAS

Nuestra propuesta es que en la Escuela de Fútbol que quiera cumplir con su función social, no se condicione en nada la participación de los niños, no se realice una selección previa, no se excluya a ningún niño si no es motivado por indicación médica en relación con su salud.

En nuestra Escuela de Fútbol se da prioridad a la función social del deporte en relación con los aspectos técnicos. No obstante, se proyecta un trabajo planificado y de calidad, aplicando técnicos adecuados y los medios necesarios para proporcionar a los niños un aprendizaje que permita orientarlos a continuar sus etapas siguientes en los niveles futbolísticos que mejor vayan a su proceso formativo.

Hay que hacer compatibles estos principios que buscan el respeto a la salud psico-física del niño, con un posterior proceso, en las etapas siguientes, en las que si podrían participar en colectivos selectos, y que tengan como referencia el fútbol de alto rendimiento, pero siempre bajo el respeto a su formación integral y a su salud.

Bajo estos criterios estaremos ayudando a la formación como hombres, pero estaremos en la mejor posición para ayudarles a conseguir sus objetivos en el fútbol, tanto sean de carácter educativo/recreativo o de carácter educativo/competitivo, es decir, para el alto rendimiento.

1.2. JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO DE ESCUELA DE FÚTBOL

La Escuela de Fútbol, nace con el objetivo de ser el primer peldaño for­mativo del fútbol base, anteponiendo el concepto formación sobre cualquier aspecto resultadista.

Se cumplirá la función social propia de una Escuela de Fútbol, colaborando en la formación integral de los jóvenes, al mismo tiempo que se les facilita una actividad deportiva bien organizada, que los inicia en el aprendizaje del fútbol y sin condicionante alguno para participar.

En el trabajo de la Escuela, se subordina todo el proceso a la formación y se aplica el principio de competir para formar, no formar para competir.

1.3. QUÉ ES UNA ESCUELA DE FÚTBOL Y QUÉ APORTA A LA FORMACIÓN DE FUTBOLISTAS

Una Escuela de Fútbol es una especial organización de la participación de los jóvenes futbolistas, que trata con progresión metodológica, el logro de los objetivos físico- técnicos y de las restantes áreas formativas, pero respetando y favoreciendo el natural proceso evolutivo de esos jóvenes.

Desde la creación de la modalidad de Prefútbol (Fútbol-7), que tuvo lugar en Sevilla a principios de los años 70, por Antonio Wanceulen Ferrer, implantándolo y desarrollándolo tanto en Clubs de Fútbol Base de prestigio como en el estamento federativo andaluz, el fútbol-7 no ha modificado sus supuestos básicos, aunque sí lo ha hecho en cuanto a su difusión, siendo hoy la modalidad utilizada casi en exclusiva en toda España para los niños y niñas que tienen entre los 5 y los 11 años, incluso en algunos lugares llegando hasta los 13 años.

Tanto para los clubs en los que se practica un fútbol de carácter recreativo, en el que la participación está íntimamente ligada al entretenimiento y a la realización de una actividad lúdico-competitiva donde la progresión deportiva queda en el plano que le corresponde, es decir, de apoyo a la formación integral y favoreciendo la salud del joven futbolista, como para aquellos clubs que persiguen, además, un objetivo más intensivo de mejora de las acciones técnicas y tácticas y de formación para la élite, el fútbol-7 tiene muchas ventajas:

La mejor adaptación de las dimensiones del terreno de juego a las características físicas de los niños en esta etapa de iniciación, especialmente respecto a la dificultad para realizar desplazamientos de balón a media y larga distancia.

El índice de participación de cada jugador es mayor que en el campo de fútbol-11. Debido a esto, el jugador afronta un mayor número de situaciones de juego en proporción al tiempo de presencia en el campo, adquiriendo más experiencia en menos tiempo, lo que acelera su progreso en el aspecto táctico. Además, aunque de forma menos acusada, también es más rápida la mejora de la ejecución de las acciones técnicas. Otro punto que se favorece es la motivación del joven jugador.

Las dimensiones del terreno son más pequeñas, por que el jugador también lo es. Sin embargo, la proporcionalidad espacio de terreno/jugador es mucho menor que en la modalidad de fútbol-11, por lo que la participación es constante. Dicho de otro modo: el balón siempre está cerca del jugador; aunque esté en la esquina opuesta del campo, en cuestión de segundos puede venirle encima, por lo que el jugador no tiene nunca ratos muertos, siendo siempre posible su participación inmediata. Eso favorece tanto la selección como la formación de un futbolista dinámico que permanezca siempre atento al desarrollo del juego.

A nivel organizativo, el espacio donde se participa es más pequeño, pudiéndose jugar dos, y hasta tres partidos en el mismo espacio donde se desarrollaría un solo partido de fútbol-11, produciéndose una mayor participación de niños y niñas respecto al tiempo y al espacio disponible.

En todo el abanico de casos, en cuyos dos extremos se situarían, por un lado, los equipos de clubs con objetivos puramente recreativos cuyo objetivo es la máxima participación posible, y en el otro extremo, la actividad futbolística con objetivos más exigentes respecto al progreso de los jóvenes jugadores donde se situarían los equipos que forman parte de clubs orientados a la formación de un futbolista de alta competición, el fútbol-7 tiene todas las ventajas, y apenas inconvenientes. Pero, para ello, en todos los casos que se encuentran dentro del intervalo de los dos extremos citados, es necesaria una presentación y participación organizada del equipo en los partidos que disputan. Los sistemas de juego específicos al fútbol-7 que aportan ese orden, serán el objetivo de este trabajo, en el que analizaremos las características, ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

Tanto en este caso específico del fútbol-7, como en el resto de modalidades del fútbol, la aplicación correcta de un sistema de juego adaptado a las características de los jugadores de los que dispongamos, es un elemento indispensable para el buen funcionamiento del equipo y del rendimiento óptimo de los jugadores en los partidos.

Sin embargo, debemos ser conscientes que no es, ni mucho menos, el elemento determinante que garantice por sí solo que un equipo alcance su objetivo de ganar el partido. Los sistemas de juego “solo” aportan orden y coherencia al juego del equipo, siendo su correcta aplicación una condición necesaria, pero no suficiente, para garantizar el buen funcionamiento del equipo y de los jugadores. Sin embargo, la aplicación errónea de un sistema de juego, por inadecuado, o por estar mal instruido, disminuirá drásticamente las opciones de obtener un buen resultado. Un equipo con un sistema de juego inadecuado, erróneamente seleccionado o defectuosamente aplicado, estará dejando el resultado del partido mucho más cerca del azar.

En las Escuelas de Fútbol:

  • Debe ser aplicable la libre participación de todos los jóvenes aspirantes, sin selecciones restrictivas, salvo condicionantes médicas y de salud.
  • Se realizará un trabajo programado y de calidad, aplicando técnicos especializados que desarrollarán metodología, objetivos y contenidos, acordes con el Proyecto y con total respeto a la salud psico-física y a la formación integral de los jóvenes jugadores.
  • Se empieza el trabajo en edades anteriores a las habituales, procurando para los aprendizajes una adecuada progresión y la educación física se va cimentando correctamente.
  • Se controlará, con calidad, un número importante de niños que se inician al fútbol.
  • Se hace una especialización precoz pero no se hace una exigencia precoz.
  • Se aportará al niño una formación polideportiva básica.
  • Se evitan riesgos de entrenamiento excesivo en niños. Es decir, se antepone la salud del joven futbolista a los objetivos de rendimiento.
  • En estas edades, se sigue el criterio de aprender sin la presión del resultado.

1.4. LO QUE NO ES UNA ESCUELA DE FÚTBOL

Una Escuela de Fútbol, no es un grupo más o menos numeroso de niños, que a partir de 8 o 9 años se dividen en equipos, a los que después de unos determinados entrenamientos, los ponemos a competir. En la Escuela de Fútbol es necesario marcarse objetivos mas completos, en consonancia con lo que debe aportar una Escuela de Fútbol, tanto dentro del contexto de su función social como de su función técnica, en su condición de primer peldaño del fútbol base. (Wanceulen Ferrer, Antonio-1.982).

1.5. LA ESCUELA DE FÚTBOL COMO PRIMER PELDAÑO FORMATIVO

Teniendo en cuenta las edades de los niños participantes, sus características generales y su específica etapa formativa, existe una alta responsabilidad en la forma de organizar y gestionar una Escuela de Fútbol.

La estructura organizativa que se establezca, los objetivos y contenidos que se fijen y la forma de cómo enseñarlos, tienen que respetar y favorecer el progreso formativo integral diseñado por los Organismos Oficiales de Educación.

La Escuela de Fútbol debe ser el primer peldaño formativo, bajo el criterio de considerar a los niños participantes como el elemento más importante del proceso formativo.

Orientando la organización de la Escuela de Fútbol hacia objetivos claramente educativos, los padres pueden aportar una participación similar a la del contexto de enseñanza Primaria, pero alejados de injerencias innecesarias y perturbadoras del proceso. Entrenadores y Monitores, cumplen funciones parecidas al Profesor.

La participación de padres y madres, en la Escuela de Fútbol se pueden encauzar en una Comisión que actúe como ayuda a las actividades correspondientes, sobre todo en las Escuelas de Fútbol propiciadas por núcleos de economía limitada.

De acuerdo con lo expuesto anteriormente, la Escuela funcionará bajo la responsabilidad de un Director Técnico y estará entroncada en el Club, Asociación, etc., de quien dependa su organización.

2. LA ESCUELA DE FÚTBOL DENTRO DE LA ESTRUCTURA ORGANIZATIVA DE UN CLUB DE ÉLITE

2.1. CONSIDERACIONES PREVIAS

Nuestra propuesta es que en la Escuela de Fútbol de un Club de élite que quiere cumplir con su función social, no se condicione en nada la participación de los niños, no se realice una selección previa, no se excluya a ningún niño si no es motivado por indicación médica en relación a su salud. Para evitar posibles confusiones, esta ausencia de selección previa, este carácter de Escuela de Fútbol abierta a todos, no se aplicaría al resto del Fútbol Formativo, que se orienta al alto rendimiento, en todo caso, compatible con formación integral.

En nuestra Escuela de Fútbol se da prioridad a la función social del deporte en relación con los aspectos técnicos. No obstante, se proyecta un trabajo planificado y de calidad, aplicando técnicos adecuados y los medios necesarios para proporcionar a los niños un aprendizaje que permita orientarlos a continuar sus etapas siguientes en los niveles futbolísticos que mejor vayan a su proceso formativo.

Hay que hacer compatibles estos principios que buscan el respeto a la salud psico-física del niño, con un proceso posterior, en las etapas siguientes, en las que sí estamos trabajando con colectivos selectos, y que tienen como referencia el fútbol de alto rendimiento, pero siempre bajo el respeto a su formación integral y a su salud.

Bajo estos criterios estaremos ayudando a la formación como personas, pero estaremos en la mejor posición para ayudarles a conseguir sus objetivos en el fútbol, tanto sean de carácter educativo/recreativo o de carácter educativo/competitivo, es decir, para el alto rendimiento.

La Escuela de Fútbol, nace con el objetivo de ser el primer peldaño formativo de una Cantera, anteponiendo el concepto formación sobre condicionantes resultadistas. Se cumplirá la función social propia de una Escuela de Fútbol, colaborando en la formación integral de los jóvenes, al mismo tiempo que se les facilita una actividad deportiva bien organizada, que los inicia en el aprendizaje del fútbol y sin condicionante alguno para participar.

En el trabajo de la Escuela, se subordina todo el proceso a la forma- ción y se aplica el principio de competir para formar, no formar para com- petir.

2.3. FUNDAMENTACIÓN DE LA PROPUESTA

La propuesta se fundamenta, principalmente, en trabajos de investigación de esta temática específica de las Escuelas de Fútbol para Clubs de élite, realizados por los Autores, experimentados en la gestión directa de la formación de jóvenes futbolistas.

Nos estamos refiriendo a una Escuela de Fútbol que funcione ubicada en el complejo de instalaciones del Club, junto con las demás etapas de formación. Para Escuelas ubicadas en otras zonas, se redactará una estructura formativa diferenciada, pero basada en los mismos criterios educativos. Al tratarse de un Área mas dentro del Fútbol Formativo del Club, la Escuela recibe el apoyo organizativo y funcional de las demás Áreas: Medicina, Psicología, Gestión y Administración, etc., etc.

 

Captura de pantalla 2016-04-23 a las 22.19.16Captura de pantalla 2016-04-23 a las 22.19.31

LIBRO: “Las Escuelas de Fútbol Base: Organización, Aspectos Metodológicos y Función Social”

LIBRO: “Las Escuelas de Fútbol Especializadas: Organización, Aspectos Metodológicos y Formación Selectiva”

LIBRO: “Las Escuelas de Fútbol: Organización de la función social y los aspectos físico-técnicos”

EBOOK: “Las Escuelas de Fútbol Base: Organización, Aspectos Metodológicos y Función Social”

EBOOK: “Las Escuelas de Fútbol Especializadas: Organización, Aspectos Metodológicos y Formación Selectiva”

EBOOK: “La Escuela de Fútbol dentro de la estructura de un club de élite”

EBOOK: “La Fundación como medio organizador de la función social del Fútbol Formativo”

CURSO: “Escuelas de Fútbol Base. Organización, Aspectos Metodológicos y Función Social”

Actualmente estamos elaborando dos nuevos libros de “Las Escuelas de Fútbol Base: Organización, Aspectos Metodológicos y Función Social”, para su edición en formato libro de papel, libro electrónico y Curso On Line, que estarán previsiblemente a disposición de nuestros amigos y lectores, dentro de pocos meses.

Copyright: A. Wanceulen Ferrer, José F. Wanceulen Moreno y A. Wanceulen Moreno. Editorial Wanceulen (2016). Reservados todos los derechos.